El síndrome de Morestin, también denominado asfixia traumática, es un cuadro que se caracteriza por hemorragia conjuntival, edema facial y coloración violácea de la piel del cuello y la cabeza.

Este síndrome es causado por una compresión severa del tórax que provocan reflujo de la sangre de las cavidades del lado izquierdo dl corazón y del lado derecho de las venas del cuello y cabeza.

Características del síndrome de Morestin

Este síndrome se da por lo general, por causas accidentales. Sucede cuando se produce una súbita compresión del tórax, del abdomen o de ambos. Si la presión es contínua, el cuello y la cabeza comienzan a tornarse de color violáceo y posteriormente la espalda y los hombros.

Pueden desarrollarse edemas faciales, pérdida de consciencia y asfixia.  La asfixia se da por la presión sobre las venas del abdomen que produce distensión de la vena cava superior y afecta el cuello y la cara.

El pronóstico depende de la gravedad de las lesiones y del tiempo que el tórax o abdomen ha sido presionado. Por lo general, las lesiones más graves son sobre la pared torácica y pulmones.

Síntomas

El cuadro sintomatológico del síndrome de Morestín, se caracteriza por presentar coloración violácea muy intensa en la piel del cuello y la cabeza, hemorragias en los ojos y diversos grados de edemas faciales.

El afectado puede presentar desorientación, insuficiencia respiratorias y pérdida de la consciencia. Si la glotis está cerrada, en el momento de la lesión, se incrementa la presión intratorácica por el sistema venoso central y se afectan órganos como hígado, bazo, riñones y hasta el cerebro.

Si el individuo muestra un grado considerable de contusión pulmonar, es posible que se requiera intubación endotraqueal y ventilación mecánica con presión positiva al final de la espiración.

Causas

Las causas del síndrome de Morestín son generalmente accidentales, por lo que no es un síndrome muy estudiado o con gran bibliografía médica.

El cuadro sintomatológico que presenta el síndrome de Morestin es causado por una  fuerte compresión del tórax que afecta la presión intratoráxica y lesiona los vasos capilares de diversos órganos como el corazón, los pulmones, riñones o cerebro.  Además, esta compresión de tórax o abdominal fuerte, produce insuficiencia respiratoria y produce sofocación.

Algunas de las situaciones frecuentes en las que puede desarrollarse este síndrome es en avalanchas, aplastamientos por multitudes, accidentes por aplastamiento con objetos grandes, accidentes automovilísticos y hasta lactantes que son aplastados por dormir junto  a sus padres.

Diagnóstico

El diagnóstico de síndrome de Morestin es principalmente clínico, ya que los síntomas son muy evidentes y claros.

Para dilucidar la complejidad y gravedad de las lesiones se suelen indicar radiografías de tórax y si llega a haber compromiso neurológico pueden realizarse tomografías computarizadas del cerebro.

Tratamiento del síndrome de Morestin

El tratamiento de síndrome de Morestin consiste en estabilizar al paciente y tratar las lesiones provocadas por la presión toráxica.

Algunas de las lesiones que suelen producirse por compresión en el tórax y abdomen son:

  • Neumotórax
  • Hemorragia intartoráxica
  • Taponamiento cardíaco
  • Lesión aórtica
  • Contusión pulmonar
  • Obstrucción de las vías aéras
  • Rotura traqueobronquial
  • Rotura diafragmática
  • Hernias viscerales
  • Perforación esofágica
  • Infecciones

Los tratamientos usuales para estas afecciones son:

  • Tubo de toracostomía
  • Pericardiocentésis
  • Reparaciones quirúrgicas
  • Intubación y ventilación mecánica
  • Broncoscopía
  • Analgesia
  • Tratamientos antibióticos

Consecuencias

Si los pacientes son tratados a tiempo, el cuadro de síndrome de Morestín puede revertir en 48 horas, según la gravedad de las lesiones. Posee un pronóstico favorable siempre y cuando sea diagnosticado de forma certera y se realicen las intervenciones médicas necesarias.

Existe un 10% de mortalidad ya que la mayoría de estos síndromes ocurre en accidentes graves que en muchas ocasiones no se llega a tiempo a socorrer a la persona afectada.

Fotos del síndrome de Morestin

Observa a continuación cómo lucen las lesiones que producen el síndrome de Morestin:

sindrome de Morestin

morestin2

morestin3

Caso reciente de síndrome de Moresti

En abril de 2018, un joven estadounidense llamado Kyle Plush murió al querer sacar su equipo de tennis del auto de su familia, un Honda Oddyssey 2004.

El joven, oriundo de Ohio, fue aplastado por los asientos del auto. El caso tomó trascendencia ya que tuvo tiempo de comunicarse con el 911 y avisar a las autoridades de su situación urgente.

Lamentablemente al llegar los efectivos policiales, el joven ya había fallecido. La autopsia reveló que Kyle murió por asfixia traumática por compresión torácica.

 

Preguntas frecuentes del síndrome de Morestin
¿Cómo se previene?

No existe una forma concreta de prevenir el síndrome de Morestin ya que casi la totalidad de los casos se producen por accidentes de diversos tipos.

¿Cómo se hereda?

El síndrome de Morestin no es un síndrome hereditario sino producido por una lesión.

¿Cómo se transmite?

El síndrome de Morestin no es un trastorno transmisible.

¿Cómo se detecta?

Para detectar el síndrome de Morestin deben cumplirse algunos factores: presión toráxica, coloración violácea del cuello y la cara, principio de asfixia y en algunos casos hemorragias conjuntivales.

¿Quién descubrió el síndrome de Morestin?

Este síndrome fue descripto por primera vez en el año 1837 por Ollivier quien lo llamó “máscara esquimótica”, quien lo definió como cianosis cervicofacial, hemorragias subconjuntivales y esquimosis faciales. En el año 1915, el médico Hipólito Morestin, de origen francés, amplió la descripción en donde relacionó estos síntomas con la presión torácica o toracoabdominal.

Fuentes: