El síndrome de Diógenes, es un trastorno de conducta social, en donde la persona se deja al abandono total del autocuidado personal y del ambiente que lo rodea.

Las personas diagnosticadas con síndrome de Diógenes suelen acumular grandes cantidades de basura, y objetos inservibles además de presentar una fuerte conducta antisocial y de aislamiento.

En la mayoría de los casos, el síndrome de Diógenes está asociado a algún tipo de trastorno mental. Se da con mayor frecuencia en hombres y mujeres de más de 65 años, pero también se han reportado casos de jóvenes con este trastorno.

Las personas con trastorno de Diógenes se caracterizan por la nula consciencia sobre su enfermedad. Esta conducta dificulta que las personas puedan intervenir con ayuda de forma consensuada.

Características del síndrome de Diógenes

sindrome de diogenes

Este trastorno de conducta fue descripto por primera vez en la década de 1960 por un grupo de científicos que describió un patrón de comportamiento similar en varios ancianos solitarios mayores a 65 años.

Fue bautizado con el nombre de “síndrome de Diógenes” en honor al filósofo griego Diógenes de Sinope.

Este filósofo griego, pertenecía al Escuela Cínica, que fue fundada luego del a muerte de Sócrates por Antístenes. Su forma de vida era solitaria, humilde y despojada de todo tipo de posesión.

Ésta era la filosofía en la que Diógenes se basaba, despojarse de todo bien material para vivir una vida lo más cercana a la vida de un animal.

Sin embargo, si se observa la forma en la que Diógenes vivía, puede verse que es prácticamente opuesta a la tendencia de acumular. Existe la teoría de que el nombre fue puesto de forma irónica ya que justamente, Diógenes pertenecía a la Escuela Cínica o también por el estilo de vida de abandono y despojo que el filósofo llevaba.

En la actualidad existe un reclamo formal de diversos grupos de psicólogos y psiquiatras, para cambiar el nombre de este síndrome. Algunas de las propuestas para denominarlo son: síndrome de la miseria senil, urraquismo o silogomanía.

  • Miseria senil: se trata de otra forma que se utiliza en psiquiatría para denominar el conjunto de síntomas que conforman el síndrome de Diógenes
  • Urraquismo: se trata de un término que se utiliza en psiquiatría, para definir un síntoma que suelen padecer los esquizofrénicos, similar a la conducta de las urracas; recoger cualquier objeto que consideran atractivo para atesorar.
  • Silogomanía: es el término que define el síntoma específico de acumulación de objetos inservibles.

Síntomas

Las personas con trastorno de Diógenes suelen presentar las siguientes conductas:

  • Aislamiento social
  • Reclusión en el hogar
  • Abandono de higiene personal
  • Acumulación de basura
  • Abandono de responsabilidades laborales
  • Rechazo a cualquier tipo de ayuda externa
  • Imposibilidad de explicar las razones de sus conductas
  • Presencia, en algunos casos, de otros trastornos mentales como demencia
  • Adicciones a las drogas
  • Trastorno Obsesivo Compulsivo
  • Indiferencia afectiva
  • Agresividad
  • Mala nutrición
  • Desconfianza de los profesionales de la salud
  • Enfermedades dérmicas producto de la falta de higiene

La falta de higiene y la conducta acumuladora compulsiva suele ser la primera señal que despierta el alerta de los familiares y personas cercanas. Por lo general suelen acumular papeles, latas, envases, animales llegando en casos extremos a las toneladas de basura.

Las personas que poseen síndrome de Diógenes suelen ser introvertidas, desconfiadas y presentan gran hostilidad con aquellos que se disponen a ayudar. Rompen la mayoría de los vínculos sociales y familiares, pero suelen relacionarse con animales domésticos como perros y gatos, llegando a tener una gran cantidad de ellos.

También presentan actitudes paranoides. Creen que los demás quieren hacerles daño.

Causas

El síndrome de Diógenes no se encuentra clasificado como una enfermedad en los manuales de trastornos mentales, sin embargo es considerado un trastorno muy frecuente que forma parte de las mismas.

En la mayoría de los casos, el trastorno de Diógenes, es consecuencia o forma parte de otro tipo de trastornos mentales como pueden ser:

  • Trastorno Obsesivo Compulsivo
  • Demencia
  • Esquizofrenia
  • Drogadependencia, especialmente el alcoholismo
  • Depresión psicótia
  • Trastornos de personalidad
  • Otros trastornos psicóticos

Se han detectado casos que se han producido con posterioridad a un hecho traumático o estresante. Dentro de los pacientes con síndrome de Diógenes, existe una gran cantidad de personas viudas por ejemplo.

Diagnóstico

El diagnóstico de síndrome de Diógenes debe ser realizado por un psiquiatra que evaluará, mediante algunas pruebas, la existencia de alguna enfermedad psiquiátrica que pueda desencadenar síndrome de Diógenes.

Algunos exámenes que se realizan para establecer un diagnóstico completo son:

  • Evaluación cognitiva
  • Examen neurológico
  • Exámenes de laboratorio (ergometría, hemograma, hormonas tiroideas, funcionamiento del hígado)
  • Resonancias magnéticas del cerebro.

Un gran porcentaje de pacientes con síndrome de Diógenes, presentan atrofia cortical frontal y disfunción prefrontal, que se establecen mediante pruebas de neuroimagen.

Tratamiento del síndrome de Diógenes

diogenes

El tratamiento para una persona con síndrome de Diógenes, debe ser abordado por un grupo multidisciplinar ya que en la mayoría de los casos requiere profesionales de salud mental, médicos y asistencia social entre otros.

Las situaciones particulares de cada paciente son muy disímiles por eso, además del diagnóstico médico a través de las evaluaciones anteriormente descriptas, es importante un diagnóstico ambiental y de salubridad que evalúe las condiciones en las que la persona vive.

Son múltiples los tratamientos que puede llegar a requerir una persona en esta situación, ya que la exposición continuada a condiciones de insalubridad y falta de higiene, provoca enfermedades que pueden llegar a ser graves.

Es por ello que un paciente con síndrome de Diógenes puede necesitar, además de apoyo psicológico, asistencia sanitaria del estadio, y asistencia médica para tratar cualquier enfermedad o consecuencia que se haya desencadenado producto del estilo de vida.

En el caso de que el paciente cuente con familiares que puedan costar o acompañar un tratamiento, se requiere la consulta de psiquiatras, médicos clínicos y en algunos casos de especialidades como dermatólogos.

El síndrome de Diógenes se da en muchos casos como consecuencia de otros trastornos psiquiátricos que poseen tratamientos  específicos. Si es posible encontrar un trastorno subyacente, debe realizarse el tratamiento correspondiente en conjunto con otras medidas.

Una vez que la persona haya ingresado a un tratamiento integral, es indispensable devolver la salubridad al espacio de vivienda por lo que se recomienda la desinfección, desratización y la eliminación de todo tipo de basura.

Las situaciones económicas de las personas con síndrome de Diógenes son muy diferentes por lo que también se debe evaluar si es necesaria la asistencia estatal monetaria para poder readecuar el hogar.

La socialización de la persona es indispensable para que no vuelva a recaer en el síndrome, es por ello que la familia debe organizarse o buscar recursos que permitan que la persona tenga espacios de compañía y esparcimiento todas las semanas.

En los casos en donde la persona no tenga familiares a los que se pueda recurrir, debe solicitarse ayuda estatal, ya que el estilo de vida de estos pacientes no solo afecta la vida misma de la persona sino la convivencia en todo el barrio.

Los estados, por lo general, poseen programas especiales para personas incapacitadas. En algunos casos brindan pensiones económicas y en otros se ofrecen otras herramientas como la presencia de un asistente social que ayude al paciente a ingresar en programas de la tercera edad (en el caso de los mayores) o de rehabilitación de adicciones (la segunda causa más común de síndrome de Diógenes)

Consecuencias

Las consecuencias que genera el síndrome de Diógenes pueden ser graves. El estilo de vida insalubre de la persona, genera un sinfín de enfermedades infecciosas relacionadas a la falta de higiene, a la presencia de excesivas cantidades de excremento de animales (ratas, perros gatos) enfermedades respiratorias o dermatológicas.

El hábitat insalubre genera un foco infeccioso que no solo afecta a la persona en sí sino a todo el vecindario, que por lo general, comienza a notar la situación debido a la presencia de roedores, alacranes o víboras, que comienzan a aparecer debido a la acumulación excesiva de basura.

La acumulación de basura también genera un riesgo alto de incendio ya que en la mayoría de los casos, las cosas acumuladas son materiales altamente inflamables.

Famosos con síndrome de Diógenes

Por más famosas y ricas que sean algunas personas, no quedan exentas de padecer síndromes como el que trastorno de Diógenes. Conoce dos celebridades que han atravesado en algún momento de sus vidas el síndrome de Diogenes.:

Whitney Houston: la vida turbulenta de la famosa cantante norteamericana ha sido conocida por su adicción a las drogas.

Sin embargo, en el final de sus días, y quizás debido a sus adicciones, Whitney Houston padeción síndrome de Diógenes, llegando a acumular toneladas de basura en su hogar.

 

Lindsay Lohan: la intimidad de la joven actriz fue revelada durante un episodio de la serie americana “Clean House” (casa limpia), cuando visitaron el hogar de Lindsay Lohan y mostraron cómo vive.

Para sorpresa de muchos, encontraron que la actriz vivía entre montañas de zapatos, ropa y un completo desorden. Ella misma manifestó a los conductores del programa, que su forma de vida era producto de sus problemas emocionales.

Preguntas frecuentes del síndrome de Diógenes
¿Cómo se previene?

El síndrome de Diógenes no tiene una forma concreta de prevención ya que en muchos casos se desarrolla como consecuencia de otros trastornos psiquiátricos o psicológicos. En personas mayores, el acompañamiento permanente puede ser una forma de evitar el desarrollo de este tipo de conductas. En personas adictas a las drogas, los programas de rehabilitación y prevención pueden ayudar a evitar el desarrollo del trastorno.

¿Cómo se hereda?

El síndrome de Diógenes no es un trastorno hereditaro sino adquirido.

¿Cómo se transmite?

El síndrome de Diógenes no es un trastorno transmisible.

¿Cómo se detecta?

La acumulación excesiva de basura, la falta de higiene y el aislamiento social, suelen ser las primeras señales de alerta del síndrome de Diógenes. Para realizar un diagnóstico completo deben realizarse evaluaciónes psiquiátricas y en algunos casos diagnóstico por imágenes.

¿Quién descubrió el síndrome de Diógenes?

Las primeras descripciones del síndrome de Diógenes, fueron realizadas por los psiquiatras MacMillan y Shaw en el año 1966. Sus estudios se basaron en un patrón de conducta de adultos mayores que vivían recluídos y rodeados de grandes cantidades de basura.

Fuentes: